Susie Goodall participante de la Golden Globe Race 2018

La historia de Susie Goodall: desde niña con el viento en sus velas

 

La regatista británica Susie Goodall es una de las dos participantes femeninas en la regata Golden Globe Race. Una regata en solitario sin escalas alrededor del mundo que no permite el uso de tecnología moderna.

 

Susie Goodall tenía tres años cuando empezó a navegar con sus padres.  Desde entonces siempre ha navegado en familia. Se puede decir que tanto ella como sus hermanos han crecido en barcos. Lo que realmente aprecia es que en un barco, ningún día es igual a otro. Y le sigue emocionando ver desaparecer  la superficie hasta que el océano es solo para ella.

 

Participar en la Golden Globe 2018 significa navegar alrededor del mundo sola, sin descanso y sin ningún tipo de asistencia. Y además compitiendo contra otros 29 participantes. Siempre ha disfrutado del reto físico y emocional que conlleva navegar, pero la parte más dura sin duda será la soledad.

 

La regata Golden Globe

 

Las reglas de la regata imponen navegar en un barco diseñado antes de 1988.  Solo se puede utilizar tecnología creada antes de esa fecha y hay que navegar sin GPS. Por lo tanto habrá momentos que simplemente no sepa dónde se encuentre y no tenga otra referencia que el firmamento.

 

Dormir también será un reto. Si está cerca de la costa y no hay  obstáculos podrá descansar durante 20 minutos. En alta mar podrá dormir hasta que las velas recojan el viento y sea el propio barco quien la despierte. Pero incluso entonces, nunca dormirá más de una hora y media a la vez.

 

Susie Goodall está patrocinada por DHL, por lo que su barco -un velero Rustler 36-  tendrá en sus colores el rojo y el amarillo.

 

Mientras se preparaba para la regata su familia y amigos han sido un gran apoyo. Ella sabe que habrá momentos de miedo durante la regata. El truco, dice, consiste en pensar siempre en el peor escenario. Por ejemplo, perder el barco o el aparejo y así tener preparada una estrategia para lidiar con la situación. En este deporte la clave es estar preparado. Para Susie la parte más aterradora de cualquier situación difícil es después. Cuando te das cuenta de lo que acaba de ocurrir. Pero, miedo o no, esta es una oportunidad única para la regatista que siempre ha querido navegar en solitario por el mundo. Cuando haya acabado, podrá tacharlo de su lista.



Si necesitas más información, puedes contactar con un asesor para conseguir asesoría personalizada.