Area comercial para exportar a China

Exportar a China con éxito

 

 

En 2017 la economía China es la que más crece con un PIB de 6,7%. Tiene la mayor población del mundo y una creciente clase media que representa una oportunidad potencial para las exportaciones españolas.

 

El mercado chino

 

China es un mercado complejo en constante desarrollo. En facilidad para hacer negocios, ocupa la posición 78 del ranking de 190 países de Doing Business 2017.

Antes de exportar a China hay que tener en cuenta que su cultura empresarial es muy diferente a la occidental.  El proceso de negociación es largo y las relaciones comerciales se establecen a largo plazo.

 

Oportunidades y barreras de acceso

 

Existen sectores con más oportunidades potenciales para exportar a China.  Entre estos destacan el industrial (maquinaria, bienes de equipo, automoción etc.),  agroalimentario y el sector del lujo.

Sin embargo en China existen importantes barreras de acceso en muchos sectores.  Esto supone uno de los principales retos para las exportaciones españolas. No obstante La UE está trabajando para establecer un sistema de declaración y despacho de aduanas simplificado. Asimismo se está negociando un tratamiento recíproco de las certificaciones necesarias aplicable a las exportaciones de la UE a China.

Según datos de ICEX los sectores que presentan más dificultades para exportar a China son:

  • Productos industriales: requieren de la Certificación C.C.C.
  • Construcción, servicios financieros, energías y telecomunicaciones: restricción de actividades. Requieren de una gran aportación de capital o de capital mayoritario Chino y control de licencias.

 

Requisitos, tasas y procedimientos aduaneros

 

La normativa china para las importaciones  es compleja y a menudo sufre modificaciones.  Por ello  es muy importante estar al tanto de los cambios en las regulaciones del Ministerio de Comercio MOFCOM.  Además el exportador deberá tener en cuenta los siguientes requisitos.

  • Registro en el Ministerio de Comercio MOFCOM.
  • Certificación CCC (China Compulsory Certificate) para productos industriales.
  • SPS (Protocolos sanitarios y fitosanitarios)
  • Las actividades de construcción y concesiones están restringidas por la normativa china.
  • Las declaraciones deben hacerse en papel y formato electrónico en persona o por una empresa autorizada. Deben estar en la aduana del puerto de entrada en los 14 días previos a la llegada de las mercancías.
  • Se exige la inspección previa para mercancías que afectan a la seguridad nacional, de alto valor o tecnología compleja o de dimensiones o peso que exceden ciertos parámetros.

 

Anticiparse a los riesgos

 

  • Es clave verificar al importador solicitando la documentación de la constitución de sociedad y los registros existentes.
  • Los tribunales chinos no ofrecen la suficiente seguridad jurídica. Es recomendable optar por el arbitraje en la resolución de conflictos.
  • Para evitar la vulneración de la propiedad industrial e intelectual, el exportador deberá registrar previamente la marca en China, en español y en chino.
  • Establecer garantías de cobro y cubrir el riesgo de tipo de cambio por las fluctuaciones de la divisa.

 

E-commerce como canal de entrada

 

China es el mayor mercado online del mundo y tiene un enorme potencial de crecimiento. Según un estudio de Pwc de 2017, representará el 25% de las ventas minoristas mundiales en 2020.

Las empresas interesadas en exportar a China a través del canal online deben tener en cuenta que los buscadores, marketplaces y plataformas de pago online son diferentes a las del mercado occidental.  El principal buscador en China es Baido.

Como estrategia de entrada, el exportador puede posicionarse en  grandes marketplaces como Alibaba, Tmall para B2C y Taobao para B2B. Por otro lado JD (modelo similar a Amazon) es otro Marketplace estratégico para B2C. Asimismo aplicaciones de mensajería instantánea como WeChat se han convertido en una RRSS imprescindible con una creciente función de compras.

 

Más información sobre exportar a China

 



Si necesitas más información, puedes contactar con un asesor para conseguir asesoría personalizada.