Estrategia comercial

¿Qué lugar y valor ocupa la logística cuando diseñamos una estrategia de e-commerce internacional?

Cualquier negocio, incluido un e-commerce, tiene un objetivo: el éxito. Para conseguirlo, aunque en la actualidad se puede disfrutar de las facilidades que multitud de herramientas nos proporcionan, es necesario sentarse y trazar unas cuantas líneas previamente. La estrategia de un e-commerce debería contener un punto de partida, unos pasos a seguir y una meta final.

 

En esa estrategia o planificación estratégica será importante introducir todas las variables que puedan afectar a un negocio, y entre ellas cobra una especial relevancia la logística, responsable última del contacto directo entre el consumidor y el producto.

 

¿En qué consiste la estrategia de un e-commerce?

Se plasme o no en un documento oficial para la organización, todo e-commerce debería contar con una estrategia antes de lanzarse a desarrollar su actividad. Ésta, para ser útil, debería contener al menos:

 

  • Una foto fija de la situación de partida.
  • Los recursos económicos (y de todo tipo) disponibles.
  • Las metas deseadas.
  • Un itinerario con el que conseguir esas metas.
  • Todas las situaciones eventuales a las que podría necesitar adaptarse la organización o la producción.

 

Importancia de contar con una estrategia de e-commerce

Con una estrategia clara, todas las personas implicadas en el desarrollo de la actividad de un e-commerce pueden trabajar bien alineadas para lograr un objetivo común y bien identificado. Se reparten tareas y responsabilidades y, al compartirse información estratégica, se posibilita que todos puedan aportar valor al proceso o al producto.

 

Además, gracias a una adecuada planificación se hace posible pensar en objetivos a largo plazo y vigilar la rentabilidad del negocio. Para ello, se pueden establecer indicadores que sirvan para calibrar el grado de consecución de los objetivos y que permitan, con un análisis posterior, tomar nuevas decisiones que corrijan errores iniciales.

 

La visión del cliente en la estrategia de un e-commerce

 

Una estrategia de e-commerce debe influir y a la vez tomar información relevante de otras estrategias de los distintos departamentos de la empresa (aunque un e-commerce tenga un formato pequeño como organización, siempre será recomendable separar áreas de actividad y establecer estrategias propias para cada una de ellas).

 

Entre ellas, cobra especial relevancia la estrategia de marketing digital, que debe contagiar su visión cliente-centrista (el cliente se convierte en la nueva fuente de información en torno a la cual se toman decisiones) al resto de departamentos.

 

Este nuevo paradigma de toma de decisiones basado en la información que proporcionan clientes, usuarios y visitantes a través de cualquier canal de comunicación es el presente para todos los sectores económicos. Ha modificado para siempre la forma de intercambiar bienes y servicios y un e-commerce, debe estar adaptado a esta nueva forma de operar.

 

Valor de la logística en la estrategia de e-commerce internacional

Valorada y analizada la información que permite arrancar con una estrategia global, un e-commerce internacionalizado va a tener que colocar en un lugar preferente de su planificación el transporte de sus productos. Y es que una estrategia de logística bien planteada e integrada con los objetivos y recursos de la empresa va a ser responsable de una buena parcela del éxito del e-commerce.

 

La especial importancia de la logística viene directamente relacionada con su poderosa influencia sobre la opinión final del cliente: una de las razones por las que las compras online está ganando adeptos (especialmente tras la crisis sanitaria), es por la comodidad que supone para un cliente formalizar una compra desde cualquier lugar y saber que recibirá el producto en muy poco tiempo, en buenas condiciones y a cambio de un coste adicional asumible.

 

Para conseguir una entrega perfecta que incida positivamente en la valoración del cliente y que por tanto potencie la posición y competitividad en el mercado, hay que dedicar recursos y conocimientos. Por su tamaño, la mayoría de e-commerce no pueden permitirse crear un departamento de logística propio, pero cuentan con la posibilidad de recurrir a profesionales que les hagan más fácil alcanzar el éxito planificado.

 

De la mano de expertos en logística internacional será más sencillo pensar en otros detalles que, sumados a la rapidez y seguridad en los envíos, aporten en el momento de la entrega un valor añadido que fidelice e impacte. Para saber si está funcionando, será necesario establecer controles y escuchas activas a través de las cuales se pueda mejorar el servicio.

Permanecer ajeno al hecho de que el momento de la entrega es el que más conversación produce por parte de los consumidores alejará a un e-commerce de sus objetivos de éxito. Garantizar que esta se efectúe con garantías de calidad y seguridad y que incluso incluya algún detalle (packaging, promociones, etc.) que identifique a la marca, se convertirá en un pilar fundamental de la estrategia de un e-commerce internacional.

 

Fuentes

 

 



Si necesitas más información, puedes contactar con un asesor para conseguir asesoría personalizada.

CW – Folleto Importación a España

CW – Folleto Importación a España







SOLICITA INFORMACIÓN