Obstáculos a superar para ser global

4 obstáculos a superar para ser global

 

 

El comercio online hace posible que todo tipo de negocios lleguen a nuevos mercados y clientes de todo el mundo. Sin embargo, en un mundo de 220 países y territorios e innumerables idiomas, casi seguro que encontrarás dificultades. Hemos agrupado estos obstáculos a superar para ser global en cuatro aéreas principales.

 

 

1. Recibir el pago

 

 

Los métodos de pago comunes en tu país puede que no sean tan relevantes en otros países. Aunque algunas formas de pago se describen como globales, en la práctica son todo lo contrario. Las estadísticas muestran que un 59% de los compradores abandonarían el carro de la compra si no se ofrece su método de pago preferido. Por lo que merece la pena considerar varias opciones, incluyendo la opción dominante en el país. Esto puede ser cualquier método, desde Alipay en China hasta pagos bancarios en la India.

 

Lo que puedes hacer:

 

  • Asegúrate de que tu e-commerce reconozca la localización de tus clientes y muestre la divisa y localización correcta.
  • Si los clientes eligen tarjeta de crédito, muestra cuánto van a tener que pagar antes del momento del pago.
  • Considera la posibilidad de asociarte con una pasarela de pago internacional que admita transacciones en varias divisas, como WorldPay, PayPal o Stripe. Cuanto más vendas a través de las fronteras, más útil será esta asociación.
  • Ten cuidado con el fraude online. Aprende sobre los puntos de fraude más conocidos y las técnicas de los estafadores. Si tienes alguna sospecha, no dudes en insistir en una transferencia bancaria antes de enviar las mercancías.

 

 

2. Enviar productos a través de las fronteras

 

 

Enviar productos físicos internacionalmente puede presentar sus propios desafíos. El añadir gastos de envío puede cancelar cualquier venta potencial.

 

También hay complicaciones como restricciones de peso y dimensiones, aranceles aduaneros y documentación. Así como regulaciones y prácticas regionales que a veces dan la impresión de cambiar según el día de la semana.

 

Si añadimos el problema de los productos dañados o que no llegan, quizás a miles de kilómetros de distancia, muchos de los minoristas e-commerce pueden preferir el concepto de e-commerce transfronterizo antes que llevarlo a la práctica. Pero no tiene por qué ser así.

 

Lo que puedes hacer:

 

Ponte en contacto con DHL. Cuando se trata de logística internacional, ya sea para corporaciones globales o startups, nadie puede ofrecer más experiencia práctica o consejos útiles.

 

Con DHL tienes acceso a una red de más de 350.000 personas en más de 220 países y territorios. Tenemos lo que se necesita para ayudarte a cruzar fronteras, llegar a nuevos mercados y hacer crecer tu negocio. Lo llevamos haciendo durante años.

 

 

3. Ser visto como “extranjero”

 

 

Este es un problema que parece predominar en las empresas de algunos países donde el inglés es la lengua materna. Mientras que muchas personas en el mundo entienden el inglés, los minoristas e-commerce pierden grandes oportunidades cuando no logran traducir su contenido en los idiomas locales.

 

Lo que puedes hacer:

 

  • Ofrecer el pago en la moneda local, como hemos indicado anteriormente.
  • Utilizar un código de país local, como .au para Australia o .my para Malasia.
  • Elige imágenes que sean apropiadas para cada mercado. El signo de “pulgar hacia arriba” significa “Ok” en muchas culturas, pero es visto como un gesto obsceno en el mundo árabe y en partes de África Occidental o América del Sur.
  • No te bases en una traducción literal de tu página web (ni utilices una herramienta de traducción). En su lugar, utiliza una agencia de traducción profesional que adapte tu página web a otros mercados mientras mantiene la intención, estilo, tono y contexto.

 

 

4. Estar en la plataforma incorrecta

 

 

Al igual que es muy importante elegir la ubicación correcta de una tienda física, lo es elegir la plataforma adecuada para tu tienda e-commerce. Un sistema antiguo, creado a medida para ti cuando estabas empezando, puede perjudicar seriamente tu potencial de crecimiento. A medida que te expandes a nuevos mercados y territorios, puede que los problemas con tu plataforma se empiezan a acumular. Puede que tengas dificultades para hacer frente a varias divisas, que requieras cada vez más de aplicaciones de terceros para proporcionar funciones básicas, o ser incapaz de trabajar con tecnologías avanzadas como chatbots o inteligencia artificial.

 

Cambiar de plataforma puede ser algo molesto y engorroso, pero cuanto más alargues el cambiarte a una que se adapte a tus necesidades, más complicado será.

 

Lo que puedes hacer:

 

  • Piensa cómo quieres que sea tu negocio en el futuro. No sólo dentro de 12 meses, si no dentro de 12 años.
  • Prepárate para hacer muchos deberes. El mercado de las plataformas e-commerce está abarrotado, y nombres como Shopify, Magento, BigCommerce, WooCommerce y Volusion son solo algunas.
  • Tus primeras consideraciones deben ser seguridad, personalización, flexibilidad y escalabilidad.
  • Considera si necesitarás una plataforma que incluya la funcionalidad de gestión de contenido.
  • Comprueba si funcionalidades cada vez más populares como inteligencia artificial o chats están incluidos en el pack de la plataforma o si están disponibles como plugins que requieren suscripciones mensuales adicionales.
  • Comprueba que la plataforma puede trabajar con todos los diferentes métodos de pago que puedes necesitar, como Intuit, Skrill o carteras digitales.
  • Asegúrate que la plataforma es capaz de optimizar tu página web para móviles. Hoy en día representa más de la mitad de los ingresos e-commerce.

 

 

obstáculos a superar para ser global



Si necesitas más información, puedes contactar con un asesor para conseguir asesoría personalizada.

Calcula tu tarifa de empresa