Logística hospitalaria, desde la gestión de la materia prima hasta la entrega final del producto

Logística hospitalaria, desde la gestión de la materia prima hasta la entrega final del producto

La logística hospitalaria y el buen funcionamiento de la cadena de suministro de un centro sanitario han pasado, con motivo de la crisis sanitaria, a ser un tema de máxima importancia y que incluso ha cobrado relevancia para la ciudadanía estando en el foco de la agenda informativa en los peores momentos de la pandemia.

 

Según establecieron los expertos Jacques Roy, Sylvain Landry y Martin Beaulieu, la logística hospitalaria es una compleja disciplina que incluye un conjunto de actividades tan dispares como el “diseño, planificación y ejecución que permiten la compra, el manejo de inventario y el reabastecimiento de los bienes y servicios necesarios para la prestación de los servicios médicos a los pacientes”.

 

Así pues, la gestión del transporte, almacenamiento y distribución de instrumental, dispositivos médicos, artículos higiénicos y medicamentos en estos centros de actividad es una tarea con multitud de exigencias y especialidades que lo convierten en un proceso dificultoso pero clave para el buen funcionamiento del servicio de salud.

 

 

La organización, la clave

 

Un buen diseño con una estrategia bien definida es la clave para que el funcionamiento de la cadena de suministro de un hospital implemente el rendimiento del centro y permita que los profesionales de la salud puedan dedicar eficazmente su tiempo a la atención sanitaria.

 

La crisis sanitaria ha propiciado que se incorporen nuevos actores (empresas que modifican su producción para empezar a fabricar productos hospitalarios). Estos van a necesitar adaptar su logística a los requisitos necesarios y una puesta al día rápida. Por todo ello, en este momento se hace más necesario que nunca contar con servicios profesionales e integrales que garanticen la seguridad y legalidad del proceso.

 

También se ha puesto de manifiesto la voluntad de cooperación y solidaridad, compartiendo en muchos casos los flujos de suministros. Esto ha posibilitado el abastecimiento en el mayor número de hospitales posible pero también ha complicado la gestión del transporte de los mismos.

 

 

La especial dificultad de suministrar a hospitales

 

Por definición, estamos ante organizaciones en los que las entregas son continuas y han de hacerse bajo condiciones muy concretas. Todo ello sin una buena planificación podría traducirse en congestiones y retrasos que se traducirían en costes de salud.

 

La logística hospitalaria presenta especialidades que la hacen única y que afectan directamente a la manera en que los suministros llegan al centro:

 

  • Heterogeneidad en los suministros: material quirúrgico, higiénico, alimentos, medicamentos, lavandería, maquinaria, mobiliario, etc.
  • Stocks y pedidos controlados exhaustivamente.
  • Plazos de entrega muy estrictos.
  • Existencia de mobiliario de almacenamiento estandarizado (que facilita el llenado de almacenes y también de carritos de reparto.
  • Sistemas de dispensación robotizados.

 

En cuanto a la normativa, estar al tanto de todo los requisitos legales y aduaneros para la exportación de material sanitario supone un esfuerzo añadido a la actividad de proveedores de medicamentos, material y maquinaria médica. En este contexto, contar con la ayuda de profesionales cuyos conocimientos vayan del detalle a la estrategia global es clave en el éxito de la operación e incluso de la viabilidad del negocio.

 

 

Variedad de servicios necesarios para una eficiente logística hospitalaria

 

Hablamos de materiales y productos cuyo transporte se somete a una regulación muy específica, destinada a garantizar su seguridad y calidad. Por tanto se hace necesario contar con un servicio de transporte profesional y riguroso desde el principio de la cadena. Y mucho más ahora que han surgido muchas iniciativas de suministro para garantizar la atención continua que no cuentan con la experiencia necesaria en este sector.

 

Etiquetado, empaquetado, listado, montaje de kits… las especialidades en torno al material hospitalario son muchas y están destinadas a proteger un valor tan relevante como la salud de los usuarios.

 

Las entregas además se pueden producir en circunstancias extremas que impliquen suministrar directamente a instalaciones tan complicadas como un quirófano. Incluso las zonas de almacenamiento de suministros hospitalarios constituyen un reto logístico ya que están sometidas a estrictas reglas de inventario, organización física, higiene y condiciones ambientales.

 

 

Retos futuros

 

El panorama actual de incertidumbre sanitaria sitúa a la logística hospitalaria en una situación de alerta permanente que obliga a mejorar por parte de los centros médicos sus sistemas de almacenaje, distribución interna, etc. Pero el reto es doble para el proveedor de material hospitalario que casi con total seguridad va a tener que hacer frente a demandas urgentes y plazos realmente cortos.

 

Se imponen soluciones que garanticen la profesionalidad en los envíos de material tan sensible y necesario en estos momentos, incluso en un momento en que el número de nuevos proveedores, muchos de ellos sin experiencia, se ha multiplicado de forma rápida.

 

 

 

Fuentes:



Si necesitas más información, puedes contactar con un asesor para conseguir asesoría personalizada.

CW – Folleto Importación a España

CW – Folleto Importación a España







SOLICITA INFORMACIÓN