Logística de una empresa industrial

Logística de una empresa industrial: todo lo que debes considerar

El sector industrial no es ajeno a las grandes transformaciones que el mercado y la economía global están experimentando. Incluso antes de la irrupción de la crisis sanitaria, la aparición de nuevos modelos productivos estaba afectando a la esencia misma de un sector que tradicionalmente se ha estructurado, a grandes rasgos, en torno al proceso de tomar materias primas y surtir a distribuidores de productos terminados.

 

La logística de una empresa industrial, por tanto, no es ajena a esta transformación y se perfila como un elemento clave que posibilita los cambios de rumbo del sector.

 

Papel de la logística de una empresa industrial

La logística industrial o logística de producción recoge toda la planificación necesaria para la gestión tanto del estocaje como de la distribución de mercancías en el ámbito de una empresa del sector industrial.

 

Su importancia en el sector es tal que va completamente ligada al modelo productivo escogido por la organización industrial. Estos modelos, de forma tradicional, se han definido en torno a dos concepciones:

 

  • Fabricación para almacenaje: relacionado con productos con una demanda amplia y más o menos uniforme en el tiempo. Se fabrica para almacenar, y desde los almacenes se distribuye.

 

  • Fabricación bajo pedido: en este caso las líneas de producción se adaptan y trabajan según se reciban encargos. No se almacenan productos terminados, pero sí es muy importante mantener el nivel de disponibilidad de materias primas para poder hacer frente a cualquier solicitud.

 

El primer modelo es conocido como push, y el segundo como pull. Y en el sector industrial conviven ambos e incluso una misma empresa puede acogerse a ambos simultáneamente.

 

La logística afecta de manera inequívoca a ambos modelos, por cuanto es el factor que les permitirá cumplir los tiempos de fabricación y entrega previstos.

 

Fases en las que la logística de una empresa industrial es relevante:

 

  1. Inicial: en esta fase los fabricantes se surten de las materias primas necesarias para el desarrollo de su actividad. La importancia de la logística determinará que se consigan al mejor precio posible.
  2. Producción: en esta fase la logística interviene en el almacenaje de bienes terminados.
  3. Distribución: aquí es completamente clave el transporte de mercancías, y mucho más si implica transporte internacional. Optimizar rutas y tener en cuenta las especialidades de cada país de destino serán dos cuestiones que determinarán que esta fase contribuya al éxito de las operaciones comerciales.
  4. Postventa: tras la entrega de las mercancías pueden surgir cuestiones como devoluciones y resolución de errores que serán claves para la buena relación entre el proveedor y el comprador y en las que el transporte será el protagonista.

 

Necesidades estratégicas de la logística en la empresa industrial

La búsqueda de rutas más cortas que abaraten costes y la adaptación a un escenario cambiante determinarán el éxito económico de una empresa. Y en un contexto como el actual la logística se enfrenta a retos que van sucediéndose en periodos de tiempo muy cortos.

 

Pero solemos pensar en las empresas del sector industrial de una manera genérica, como si todas fueran grandes fábricas con un departamento de logística propio.

 

Lo cierto es que en parte está integrado por este tipo de empresas, en las que cuestiones como las tarifas y los requisitos que deben reunir los transportes para poder cruzar fronteras suelen contar con un equipo especializado que las resuelva. Pero incluso para estos modelos de empresas industriales, la rapidez con que se suceden los cambios a nivel internacional y las nuevas demandas de los consumidores afectan a un proceso que pueden considerar erróneamente controlado o automatizado.

 

En este sentido, la preocupación por el medio ambiente obliga al sector productivo a adaptarse a nuevas formas de transporte que permitan al distribuidor atribuir al producto una serie de valores que son demandados por la sociedad.

 

Estas grandes empresas coexisten en la actualidad con multitud de productores emergentes, muchos de ellos incluso nuevos en el sector y que no suelen contar con un departamento propio que se encargue del transporte.

 

En ambos casos, la planificación estratégica pasa necesariamente por la búsqueda de un partner especializado que pueda aportar garantías.

 

¿Y qué ocurre con los productores nuevos?

 

En el caso de los productores nuevos, si además se enfrentan al transporte internacional por primera vez, se hace más patente la necesidad de contar con un colaborador experto que no solo tenga capacidad de colaborar en el transporte, sino que además sepa asesorar en muchos otros ámbitos.

 

DHL ofrece un servicio especializado y un asesoramiento personalizado que, junto con su experiencia de internacionalización lo convierten en un socio estratégico que se adapta a todo tipo de necesidades, sin importar el tamaño de la organización, el tipo de producto o el destino de las mercancías.

 

Fuentes:



Si necesitas más información, puedes contactar con un asesor para conseguir asesoría personalizada.

CW – Folleto Importación a España

CW – Folleto Importación a España







SOLICITA INFORMACIÓN