exportar a Polonia

Exportar a Polonia: conoce las oportunidades para los productos españoles

 

Existe un país de la UE que en los últimos 25 años ha experimentado una notable dinamización de su economía. Ha crecido a un ritmo de aproximadamente el 3% en los últimos años. Además, incluso antes de adherirse a la UE ya tenía formalizados acuerdos en materia de cooperación económica e industrial que favorecían la exportación con España. Se trata de Polonia, una opción muy a tener en cuenta si estás pensando en la internacionalización de tus productos.

 

Sus datos económicos se han movido en sentido creciente incluso tras los peores años de la crisis. Además puede ser una oportuna puerta de entrada para expandir mercados en Europa central y del Este.

 

El aumento de la demanda interna es el motivo por el que Polonia es un destino a tener en cuenta para exportar. E incluso para la apertura de un negocio en su territorio. Te contamos qué es lo que debes saber si estás pensando en exportar a Polonia.

 

 

¿Qué debes saber si quieres exportar a Polonia?

 

Exportar a un país nuevo requiere una estrategia previa que afronte y estudie en profundidad varios puntos. Es preciso tener un conocimiento global del país aunque sea a grandes rasgos: forma de gobierno, PIB, etc.

 

Por otro lado, es importante concretar cuáles son las oportunidades de exportación según el funcionamiento de los distintos sectores económicos. Además, es bueno conocer cuáles son los usos y costumbres a la hora de hablar de negocios.

 

 

Datos básicos sobre Polonia

 

 

Se trata de un país estratégicamente situado. Limita con Alemania y también con Lituania, Bielorrusia, Ucrania, República Checa y Eslovaquia. Incluso con la propia Rusia a través de Kaliningrado (una región perteneciente a Rusia pero que físicamente no linda con ella).

 

Con casi 40 millones de habitantes, su situación económica es de las más alabadas en su entorno y posiblemente sea el mayor receptor de ayudas al desarrollo dentro de la UE.

 

El nivel de vida, la educación, la seguridad y desarrollo democrático en Polonia alcanzan muy buenas calificaciones, pero aún tiene por solucionar cuestiones como los salarios bajos, especialmente en el sector público, y las pensiones de sus mayores.

 

En cuanto a los sectores económicos protagonistas, el sector industrial es el eje central, representando el 33% del PIB. En concreto hablamos tanto de la construcción y el medio ambiente por un lado, como las telecomunicaciones y la tecnología de la información y la maquinaria por otro. Sin olvidar la industria alimentaria (alimentos procesados), que descansa en un sector agrícola y ganadero potente.

 

Por último, no hay que dejar de mencionar la existencia de recursos naturales valiosos como sus yacimientos de carbón, azufre, cobre, plomo y zinc.

 

 

Costumbres que debes conocer para lograr exportar a Polonia con éxito

 

 

  • Prepara el material que debas presentar en polaco: traducir en todos los soportes es importante. En los negocios, los polacos prefieren los datos y los hechos. Por ello, proporcionarlos en su propio idioma será un detalle que marcará la diferencia.
  • Cuida el diseño y aspecto de tus presentaciones, puesto que le van a dar bastante importancia.
  • No dudes con procurarte un asesor legal nativo. Las dificultades idiomáticas hacen complicado afrontar cualquier papeleo. Contar con un socio local puede ser una gran idea.
  • No tengas prisa, las decisiones no se toman de manera visceral. Tendrás que esperar a que se tomen decisiones meditadas y consensuadas.
  • Utiliza el trato formal, llega a la hora indicada y no olvides enviar un correo agradeciendo su tiempo e interés, demostrando tu voluntad de seguir hablando.

 

 

Sectores que ofrecen oportunidades de exportación en Polonia

 

 

El crecimiento vertiginoso de la economía polaca sin duda brinda oportunidades a todo aquel que tenga la previsión de exportar. Necesitan adaptar sus infraestructuras (tanto civiles como industriales) al nuevo ritmo de producción que los buenos tiempos les exigen.

 

Por tanto, los sectores de obra pública, energético, tecnológico o de tratamiento de residuos pueden tener ante sí una oportunidad muy interesante de ampliar su mercado a un país que trata de actualizarse. La velocidad con la que han querido ponerse a niveles del resto de Europa les obliga a adquirir de otros países la tecnología y el saber hacer que necesitan para adecuar sus infraestructuras a la modernidad que están alcanzando.

 

También los bienes de equipo para el sector industrial y el material electrónico pueden tener su oportunidad de exportación a Polonia, con el añadido de que los servicios de ingeniería y consultoría de la construcción son muy demandados.

 

Nos encontramos pues ante el paradigma de un mercado idóneo si estás pensando en internacionalizar tus productos. Con el añadido de no salir de la zona euro y de constituir un espléndido campo de prácticas para empezar a mirar a mercados del Este.

 

 

 

Fuentes:

 

 

 

 

exportar a Polonia



Si necesitas más información, puedes contactar con un asesor para conseguir asesoría personalizada.

Calcula tu tarifa de empresa