Exportar a Japon

Razones para exportar a Japón

 

 

Exportar a Japón es una estrategia presente en gran número de empresas españolas. Ello se debe al atractivo de la próspera economía del país y su potencial de crecimiento. Se trata de un mercado muy competitivo, pero con un cliente fiel, profesional, amante de la calidad y la innovación.

 

Los datos para exportar a Japón contemplan el estado de la economía y las relaciones comerciales con ese país. Muestra de ello es el crecimiento de las exportaciones que se realizan desde España con destino a Japón.

 

En 2017, España exportó por valor de 2.446 MILL. € con una tendencia creciente desde 2009 y duplicando el valor de las exportaciones del año anterior,  1.213 millones de euros. Además, en 2017, España se colocó como el sexto proveedor del mercado japonés, dentro de la UE.

 

 

Exportar a Japón: una propuesta a incluir en tu internacionalización

 

 

Si has observado el comportamiento y gasto que realizan los turistas japoneses cuando visitan España, sabrás cuáles son sus intereses.

Los productos alimentarios, la agricultura o la vitivinicultura son los sectores que les fascinan. Tanto los prodcutos finales, como el arraigo que tienen en la cultura española y en sus tradiciones.

El mobiliario de materiales naturales, el textil o el calzado de piel son otros de los sectores que les interesan. Esto implica que Japón está abierto a estas importaciones.

Pero también es un mercado que se adapta bien al cambio y que aprecia la innovación y el progreso tecnológico. Esto hace que se fijen en sectores como las telecomunicaciones, maquinaria industrial o tecnología con aplicaciones médicas y científicas.

Este carácter innovador también se traduce en una sociedad hiperconectada, muy receptiva a las estrategias digitales y que emplea el e-commerce para todo tipo de compras y comparativas de precios. Se estima que el e-commerce en Japón moverá 78.000 millones de euros en 2018.

 

 

¿Qué caracteriza al mercado japonés?

 

 

Calidad

El comprador japonés está dispuesto a pagar más y que reconoce el valor añadido que se le ofrece. Aquí es importante destacar que el producto debe marcar la diferencia y ser único.

 

Seriedad y exigencia

Se trata de un mercado muy serio donde la palabra sigue teniendo mucha importancia en los negocios. Igualmente es crítico el cumplimiento de los contratos para establecer relaciones duraderas.

También suelen comprobar la reputación de los productos y las empresas en las redes y valorarlo en sus acuerdos.

 

Fidelidad 

Sobre todo, al producto europeo que tiene cierto estatus, que su calidad y diferenciación son palpables y cumple sus expectativas.

 

 

Un país de contrastes

 

 

Es el país que mejor equilibrio consigue entre tradición e innovación.  Eso lo trasladan a todos los ámbitos, también a los negocios y el consumo.

Dentro de su cultura valoran mucho la familia, la tradición y la artesanía. Pero además, es el país que mejor acogida hace de las nuevas tecnologías en su uso doméstico y empresarial.

 

 

Detalles que debes tener en cuenta para exportar a Japón

 

 

  • Es un mercado con precios muy competitivos, debido al gran número de países interesados en exportar a Japón.
  • La presentación de los productos es muy relevante, pues en su cultura priman las buenas formas y la imagen.
  • En Japón el nivel de protección arancelaria varía según el tipo de sector y producto. Pero en general, el arancel medio que aplican se sitúa entre los mas bajos de los mercados mundiales.
  • Los productos manufacturados e industriales no tienen carga arancelaria. Sin embargo los productos agrícolas son los que mayores aranceles tienen, pudiendo llegar hasta un 50%.
  • La alimentación procesada o el calzado de piel son productos a los que se les aplican los aranceles más altos, en torno al 24%. Estos son los que mejor acogida tienen entre los consumidores que buscan calidad.
  • Si estás pensando en establecer una relación comercial con Japón y tu producto se diferencia por su calidad y prestigio, obtener ciertas homologaciones voluntarias pueden ser una gran ventaja competitiva y con importante retorno en la facturación.

Debes de tener en cuenta todos estos detalles para diseñar tu estrategia de internacionalización. Japón es un buen mercado al que exportar tus productos y con el que establecer relaciones comerciales duraderas y efectivas.

DHL puede ayudarte a dar el salto para exportar a Japón. Comenzando por su asesoramiento sobre transporte, tasas e impuestos y seguros con los que garantizar tu actividad comercial internacional.

También nos ocupamos de todas las gestiones relacionadas con el despacho aduanero y  la documentación que debe acompañar a las mercancías.

En mercados internacionales, como en Japón, el proveedor de transporte puede ser crucial para cuidar la imagen de la marca y asegurar que el producto llega en perfectas condiciones.

 

¿Quieres conocer las diferentes tarifas para exportar desde España?



Si necesitas más información, puedes contactar con un asesor para conseguir asesoría personalizada.

Abre una cuenta con DHL