Exportar a Canada

Exportar a Canadá: información que debes conocer

 

Como exportar al mercado canadiense

Canadá es el segundo país del mundo en superficie, pero tiene una densidad de población muy baja. Su paisaje y su temperatura son muy variados encontrándose desde la zona templada a las áreas extremadamente frías.

Además, para exportar a Canadá, hay que tener en cuenta que tiene dos idiomas oficiales: el inglés y el francés. No obstante, el inglés es el idioma más utilizado para los negocios.

Mercados regionales de Canadá

Para exportar a Canadá debes saber que se divide en 5 mercados regionales de diferente tamaño y densidad de población.

Canadá Central

Ontario y Quebec, con 13,5 y 8 millones de habitantes respectivamente, alberga cerca del 62% de la población de Canadá. Ontario es de habla inglesa y Quebec francesa. Por eso las dos provincias deberían ser consideradas como mercados distintos, aunque sus economías tengan mucho en común.

Las Praderas

Comprende tres provincias principales: Alberta, Manitoba, y Saskatchewan, y cuenta con casi el 17,7% del total de la población. El descubrimiento de yacimientos de petróleo en Alberta han transformado significativamente su economía promoviendo una urbanización y crecimiento económico rápidos.

Columbia Británica

Es la tercera región más poblada de Canadá y alberga  aproximadamente al 13% de la población del país. Goza de una economía diversificada siendo sectores clave la silvicultura, minería, turismo, pesca, transporte, alta tecnología y la producción cinematográfica.

Canadá del Atlántico

Nuevo Brunswick, Nueva Escocia, Isla Príncipe Edward, Halifax y Terranova cuentan con el 6,8% de la población (2,4 millones).

Territorios del norte

Esta zona de Canadá se encuentran prácticamente despoblada, por lo que carece de importancia en referencia a la exportación desde España.

Cómo es el consumidor canadiense

Las principales ciudades de Toronto, Montreal y Vancouver son las más pobladas y  donde las oportunidades de mercado son mayores. El nivel de vida de Canadá es uno de los más altos del mundo. En consecuencia las tendencias de consumo crecen continuamente, especialmente entre los jóvenes.

El consumidor canadiense valora mucho la calidad del producto y su composición.  Es muy exigente con el servicio de venta y postventa. Estas consideraciones son muy importantes para aquéllos que quieran exportar a Canadá con éxito. Los canadienses utilizan cada vez más el e-commerce para la adquisición de productos. Así, los más jóvenes lo hacen de forma frecuente a través de los smartphones. También les encanta estar al día en las últimas tendencias y no dudan en adquirir productos originales y novedosos.

Red de transportes y distribución de la mercancía en Canadá

Canadá cuenta con un extraordinario sistema de transporte marítimo, aéreo y terrestre, y el sistema nacional de aeropuertos se compone de bases internacionales, regionales, locales, pequeñas, remotas y árticas. Canadá cuenta con muy buenas conexiones entre sus ciudades y con otras ciudades de Estados Unidos.

La red canadiense de distribución de mercancías está altamente centralizada debido a la baja densidad demográfica, las grandes distancias y las condiciones climáticas extremas. Sin embargo, la creciente importancia de mercados regionales, la segmentación en nichos muy concretos y la producción bajo pedido diversifica la distribución en muchas de las industrias, con lo que se plantea necesario contar con un distribuidor que trabaje el área oriental y otro que trabaje la parte occidental.

New Call-to-action

Exportación de productos a Canadá

La entrada de productos y servicios en Canadá debe reunir unos requisitos muy estrictos. La salud, la protección ambiental, la seguridad y la eficiencia de los productos son consideraciones clave para la aprobación de la importación.

Antes de enviar cualquier mercancía hay que tener que cuenta la normativa vigente sobre embalaje, etiquetado, transporte, cantidades para la consideración de muestras, manipulación al por mayor, almacenaje, exposición e instrucciones de uso.

Todo ello debe ser revisado previamente por los importadores y contrastado con el Ministerio correspondiente.  Esto permitirá asegurar el cumplimiento de los aspectos legales para la comercialización del producto.

Al exportar a Canadá desde España hay que tener en cuenta que el Gobierno Federal estipula los aranceles sobre los bienes y servicios que entran en el país. Todos los productos deben ser declarados a la Agencia de Servicios Fronterizos de Canadá (CBSA). Esta entidad es la responsable de controlar el cumplimiento de su legislación.  También de  determinar los aranceles que el importador debe pagar sobre los productos en función del código armonizado que corresponda.

Facilidades para exportar a Canadá desde España

El Gobierno de Canadá ofrece información y servicios para facilitar a las empresas españolas hacer negocios con este país. Entre ellos hay algunos muy útiles para aprovechar las oportunidades existentes para exportar a Canadá.

  • Soporte para encontrar las fuentes canadienses de productos, servicios o tecnología que respondan a sus necesidades.
  • Apoyo para desarrollar negocios.
  • Información necesaria para la planificación de viajes de prospección al país.

 

Productos españoles más exportados a Canadá

Los canadienses son consumidores exigentes e interesados en productos fiables y duraderos. En este magnífico país, dos cosas son tendencia: incorporar nuevas tecnologías en todos los productos ya sean prendas de vestir, accesorios para el hogar o artículos para el entretenimiento, y comprar productos exóticos como son los alimentos importados de distintas partes del mundo.

Por eso, los mejores productos españoles tienen que estar allí, no sin antes tener en cuenta una serie de consideraciones importantes.

Los exportadores interesados en Canadá deben estar preparados para suministrar pedidos pequeños. Aún así, Canadá es un país clave para los productos españoles, encabezando las listas de productos más exportados desde España a Canadá los vinos y los aceites de oliva.

El informe ‘World Wine and Spirits Market with an Outlook to 2018’ publicado recientemente por la revista ‘Food in Canada’, señala que Canadá se convirtió el año pasado en el sexto importador mundial de vino, con 32,7 millones de cajas. El consumo de vino por habitante en el país aumentó un 0,6% respecto al 2013 y se espera que lo haga un 4,1% para el 2018, hasta situarse en 16,4 litros anuales por adulto.

Por otro lado, las condiciones climatológicas de Canadá impiden el cultivo de la oliva y otros productos oleaginosos, por lo que la demanda interna del aceite de cocina se abastece exclusivamente de los productos importados.

En lo que a importaciones y consumo se refiere, según los estudios de ICEX, en 2017 Canadá realizó compras de más de 30.000 toneladas de aceite de oliva; siendo de 15,5 millones de euros los datos recogidos por el aceite de oliva virgen envasado en España. A pesar de estos datos, la aceituna de mesa sigue estando por delante en materia de importación canadiense, situándose en los 28,7 millones de euros.

Exportación de productos alimenticios españoles a Canadá

El primer paso para introducir un producto de alimentación en Canadá incluye un certificado de análisis del producto emitido por las autoridades correspondientes y fotografías de las instalaciones de producción/procesamiento, junto con una carta de presentación para enviar a los importadores canadienses que se interesen por nuestros productos.

La clave para enviar aceite de oliva a Canadá es la versatilidad, su estudio y adaptación al mercado: el aceite de oliva virgen extra envasado y listo para consumir, en un envase práctico, atractivo y ecológico, con claras especificaciones nutricionales y a un precio asequible para poder competir con otros aceites vegetales de cocina. La creciente demanda del embalaje biodegradable o reciclable exige que los fabricantes inviertan en el desarrollo de alternativas innovadoras.

Las campañas de publicidad y promoción colaborativas emprendidas conjuntamente con importadores canadienses pueden ser adecuadas para algunos proveedores. Si el importador asume el coste total de la publicidad y promociones, se espera que el proveedor ajuste sus precios. A menos que el importador proponga un acuerdo de compartir los gastos de marketing de la marca.

Por ejemplo, una tienda online que sea atractiva, intuitiva y con toda la información necesaria en inglés y francés es una herramienta necesaria. O que las demoras inevitables en la entrega sean inmediatamente atendidas y justificadas ante el comprador, recompensadas con un descuento o algún tipo de cortesía pueden ser decisiones inteligentes a la hora de fidelizar clientes.

Consulta más información sobre otros países para exportar desde España y descúbrelos con DHL Express.



Si necesitas más información, puedes contactar con un asesor para conseguir asesoría personalizada.

Calcula tu tarifa de empresa