¿De qué manera puede afectar el Brexit a mi e-commerce?

¿De qué manera puede afectar el Brexit a mi e-commerce?

Los cambios en los mercados provocan sensaciones de temor especialmente en los negocios de tamaño más pequeño. En este sentido, el Brexit está suponiendo un auténtico quebradero de cabeza para algunos ecommerces en algo tan esencial para su estrategia como la logística. Muchos probablemente hayan puesto todo su esfuerzo en hacer de Reino Unido un mercado en el que moverse con soltura o incluso que reciben materiales y servicios de empresas británicas.

 

En ese sentido, anticipar qué pueden provocar las nuevas reglas comerciales que el Brexit imponga a los e-commerces españoles con clientes en UK es complicado, pero no imposible. Y estar preparados siempre es una buena estrategia comercial.

 

 

El no-deal Brexit

 

Dado el rumbo de las negociaciones entre la UE y Reino unido, que nunca parece llegar a un acuerdo incluso aunque exista la más buena voluntad de negociar, es bastante posible que el 1 de enero de 2021 las normas de la Organización Mundial del Comercio (OMC o WTO en inglés) sean el marco regulador al que atenerse.

 

Si este es el resultado, los aranceles e impuestos, así como la gestión de mercancías en aduanas, se verán modificados. Pero saber adaptarse y sobrevivir a cambios inesperados es parte de la aventura de exportar, por tanto podemos empezar a trabajar para adaptarnos a las nuevas reglas del juego.

 

 

¿A qué se puede enfrentar un e-commerce tras el Brexit?

 

Si el Reino Unido es un destino consolidado o si es un lugar al que se valora empezar a exportar, será necesario tener en cuenta nuevos obstáculos. Dos de los más importantes tienen que ver con el tratamiento de la información y los costes de la logística internacional:

 

  • Hasta que se actualice la legislación británica, habrá que estar muy atentos a la regulación que protege los datos personales.
  • Los costes de la logística en la exportación a UK probablemente sean mayores que en la actualidad, por lo que habrá que revisar viabilidades, políticas de ofertas y también actualizar webs y apps. Se le aplicarán tarifas que ahora mismo, en un escenario de mercado único, son más ventajosas. Lo mismo ocurre con otros cargos como los impuestos de valor añadido o de aduanas.

 

 

La información, clave para afrontar los cambios

 

Estar bien informado va a ser la clave para anticipar los cambios en tanto se vayan produciendo. En ese sentido, contar con un partner en logística internacional profesionalizado y cuyos servicios se extiendan más allá del transporte será la solución perfecta para empresas cuya dimensión no les permita contar con departamento propio. Facilitar trámites y contar con asesoramiento son, entre otras, dos grandes ventajas de apoyarse en expertos.

 

La Comisión Europea, tratando de facilitar las transacciones comerciales después del fin de año, ha publicado una recopilación, meramente informativa, de algunas de las muchas cuestiones que habrá que tener en cuenta. Estas son algunas de las más importantes:

 

  • Para exportar un producto a UK, deberá cumplir con su normativa.
  • Si se dispone de un EORI (número de operador económico de la UE) expedido por las autoridades aduaneras del Reino Unido, habrá que solicitar uno nuevo. Este número de operador económico de la UE permite figurar en un registro como importador o exportador. Se puede conseguir en www.gov.uk/eori
  • El Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) para ventas B2C por debajo de 135 libras se tendrá que recaudar en el momento de la venta, no de la importación.

 

Habrá que asegurarse de que el código armonizado o HS de un producto (que lo define y lo ubica en una categoría) esté correctamente escogido para que la aduana en UK sepa qué arancel es aplicable. Además, será necesario estar al tanto de si es un producto que, por sus especiales características, necesita una licencia o está sujeto a restricciones.

 

Son muchos los puntos a tener en cuenta, por eso desde DHL hemos creado un rápido y sencillo test en el que comprobar paso a paso si estamos preparados para exportar al Reino Unido a partir del próximo año.

 

Puesta a punto previa al Brexit para e-commerces

  • Auditar el propio e-commerce puede ser muy útil para afrontar mejor los cambios del Brexit. En ese sentido, es recomendable repasar stocks si se reciben materias primas o componentes desde UK, puesto que es posible que las entregas sufran retrasos cuando empiecen a funcionar las aduanas con el resto de la UE.
  • Buscar nuevos proveedores en el entorno UE puede ser una buena manera no solo de capear el Brexit, sino de ser más adaptables a cambios bruscos en el mercado.
  • Animarse a utilizar las opciones telemáticas para resolver los trámites administrativos será una medida efectiva que acortará los plazos en caso de subsanaciones.
  • ¿Qué tiempos de entrega y qué costes de envío se deben plantear a los compradores residentes en Reino Unido? Mantenerlos debidamente informados a través de la web y de cualquier canal (tanto tradicional como digital) contribuirá a proporcionarles una reconfortante sensación de personalización.
  • La comunicación con este perfil de cliente debe ser lo más fluida posible hasta que se domine la rutina en las exportaciones a este país.

 

El mejor consejo, en resumen, es apoyarse en quienes disponen de la experiencia y los medios para acompañar a un ecommerce en su exportación a Reino Unido, máxime si están poniendo todos sus esfuerzos en seguir el proceso de negociación y las normas que resulten del mismo.

 

Fuentes:

https://www.innovadeluxe.com/consecuencia-del-brexit-ecommerce/

https://www.tibagroup.com/es/cambios-aduaneros-entre-ue-uk

 



Si necesitas más información, puedes contactar con un asesor para conseguir asesoría personalizada.

CW – Folleto Importación a España

CW – Folleto Importación a España







SOLICITA INFORMACIÓN