La exportación de Vino y Aceite crece en España

Exportación de Vino y Aceite

Foto por Esencia Andalusí / Bajo licencia CCO, sin cambios realizados

Los consumidores canadienses son exigentes y demandan productos fiables y duraderos. En este contexto hay dos tendencias predominantes: la incorporación de nuevas tecnologías en los productos de consumo como textil, accesorios de decoración y entretenimiento, y  la compra de productos exóticos como alimentos importados de cada país del mundo.

Esto beneficia a los exportadores españoles sobre todo de los productos de alimentación más buscados como el vino y el aceite de oliva.

Canadá es el séptimo país importador de vino español y según datos de Marca España, en 2015 se exportaron vinos españoles por valor de 82,041 Mill. de Euros que supone un incremento del 10% vs. año 2014. Para 2018 se estima un aumento en el consumo del 4,1% hasta situarse en 16,4 litros anuales por adulto.

Con respecto al aceite de oliva, el  clima de Canadá no permite el cultivo de la aceituna u otros productos oleaginosos por ello la demanda interna se abastece exclusivamente de los productos importados.

En lo que a importaciones y consumo se refiere, en 2014 Canadá importó aceite de oliva español por importe de 12,6 Mill. $ que representa un incremento del 87,55 % con respecto al año anterior.

Para introducir un producto de alimentación en Canadá es necesario facilitar un certificado de análisis del producto emitido por las autoridades correspondientes y fotografías de las instalaciones de producción/procesamiento, junto con una carta de presentación para enviar a los importadores canadienses que se interesen por nuestros productos.

Un aspecto fundamental para comercializar aceite de oliva en Canadá es la versatilidad, su estudio y  adaptación al mercado: el aceite de oliva virgen extra envasado y listo para consumir, en un envase práctico, atractivo y ecológico, con claras especificaciones nutricionales y a un precio asequible para poder competir con otros aceites vegetales de cocina. El consumidor canadiense es muy sensible a la protección del medio ambiente y por ello exigen envases biodegradables o reciclables.  Esto supone una inversión en tecnología de envasado para nuestros exportadores pero considerando que esta tendencia se esta implantando cada día con más fuerza en muchos países será una inversión rentable para establecerse en el mercado exterior.

Otro factor importante es la promoción del producto que puede realizarse conjuntamente con el importador canadiense. En el caso de que el importador asuma el coste total publicitario, puede pedir al proveedor un ajuste sus precios.

Por ejemplo, una tienda online que sea atractiva, fácil de usar y con toda la información necesaria en inglés y francés es necesaria para el posicionamiento del producto. También hay que considerar que las demoras inevitables en la entrega del producto sean atendidas con rapidez y justificadas ante el comprador y recompensadas con un descuento o algún tipo de cortesía ya que contribuyen a la fidelización del cliente.

 

 



Si necesitas más información, puedes contactar con un asesor para conseguir asesoría personalizada.

CW – Folleto Importación a España

CW – Folleto Importación a España







SOLICITA INFORMACIÓN