El código TARIC

Qué es el código TARIC

 

Una correcta clasificación, rápida y utilizando la última tecnología, es clave en el envío internacional de mercancías. Por eso en la UE se utiliza una nomenclatura para clasificar las mercancías basada en el código TARIC. Esta casificación determina el arancel que se aplica en operaciones de export/import.

 

Se trata de un código arancelario numérico de 10 cifras que complementa un par de sistemas de clasificación previos, sumando dígitos a una lista ideada para facilitar un amplio rango de tareas en el proceso de la exportación internacional y hacer posible y ordenado el tráfico de mercancías. Vamos a desglosarlo tramo a tramo.

 

 

El Sistema Armonizado (SA)

 

El comercio internacional sería imposible sin un correcto sistema de clasificación de los bienes que cruzan las fronteras a diario. Por ello, los países incluidos en la Organización Mundial del Comercio utilizan el sistema armonizado. Este sistema establece unas primeras 6 cifras de código numérico para las mercancías, en función de su naturaleza. Sigue un razonamiento en su clasificación. Sirve para distinguir las materias primas de los productos elaborados, remarcando asimismo estados intermedios de elaboración.

 

El código numérico sigue, pero sabemos a ciencia cierta que las 6 primeras cifras obedecen a una codificación común. Así pues, ¿qué aparece a continuación? Los siguientes números obedecen a códigos distintos establecidos por distintos países. Debemos estar atentos a lo establecido en el destino de nuestra expedición para saber a qué atenernos en cuanto a nuestra mercancía.

 

 

La Nomenclatura Combinada (NC)

 

En los países de la UE, los 6 dígitos del sistema armonizado más las dos siguientes cifras (la 7ª y 8ª) corresponden a la nomenclatura combinada, y se utilizan para la aplicación del Arancel Aduanero Común. Es decir, el arancel que todos los países de la UE aplican a aquellos países ajenos a la misma.

 

Se trata de un código arancelario que no solo afecta al cálculo de aranceles, sino que tiene mucha relevancia en cuanto a que de él se sirven los países miembros para obtener estadísticas de tráfico de mercancías.

 

 

El código TARIC

 

Su nombre proviene del acrónimo TARif Intégré Communautaire o arancel integrado común. Su diseño trata de mostrar las reglas que se aplican a los distintos productos cuando son importados a la UE y necesitan información adicional a la que proporciona la Nomenclatura Combinada.

 

Estamos añadiendo a los 8 dígitos que ya conocemos un par más (el 9º y el 10º), sumando una secuencia numérica de 10 cifras. La función del código TARIC tiene que ver con la aplicación de políticas comerciales de la UE que se suman, si la naturaleza de la mercancía así lo requiriese, a la información anterior.

 

Por tanto, su función es alcanzar el nivel máximo de especificidad en la naturaleza o descripción del producto. Esto permite a la UE realizar una vigilancia más precisa o aplicar las medidas adecuadas al tráfico de una mercancía concreta. Y nos referimos a medidas que pueden afectar enormemente a la operación comercial como la suspensión.

 

Una clasificación correctamente efectuada va a ahorrar tiempo y quebraderos de cabeza al exportador. Por ello se ha tratado de alcanzar niveles máximos de concreción en la utilización de estos códigos, especialmente en lo referente a restricciones.

 

Además, se prevén algunos códigos adicionales para casos muy concretos. Por ejemplo, suspensiones arancelarias para productos farmacéuticos o restricciones a productos que dañan la capa de ozono, entre otros muchos. Algunos incluso recogen denominaciones de origen de nuestros vinos.

 

 

¿Cómo puedo saber qué código TARIC corresponde a mis mercancías?

 

A disposición del exportador se encuentra la web de consulta online del código TARIC de la propia Comisión Europea. Y también puedes encontrar esta información en nuestra app DHL Trade Automation Services.

 

 

Cómo se mantiene actualizado el código TARIC

 

Los países miembros trabajan codo a codo con la Comisión Europea para que el sistema se mantenga ágil y vigente, con una transmisión de información casi automática. Así pues, se trabaja en una base común formada por normativas de la UE y una base añadida por cada uno de los estados que forman parte de ella, y que responden a necesidades legales nacionales (en España el organismo encargado es el Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales).

 

Se debe partir siempre de la mejor información detallada del producto a exportar, puesto que algunas categorías son muy específicas. La clasificación de los bienes puede sufrir modificaciones con el fin de actualizar y mejorar su funcionamiento. Los avances tecnológicos permiten la creación de nuevas mercancías a una velocidad que obliga a estar actualizando constantemente los códigos.

 

 

Fuentes:

 

 

código TARIC



Si necesitas más información, puedes contactar con un asesor para conseguir asesoría personalizada.

Calcula tu tarifa de empresa