La mezquita de Ortakoi en Turquía.

Turquía: Datos prácticos y barreras a la exportación

 

Para exportar a Turquía hay que verificar siempre los requisitos aduaneros pues existen diferencias de criterio dentro del mismo país.

 

En Turquía abundan conviven las costumbres occidentales y la cultura tradicional islámica. No obstante las normas de protocolo aplicables a las reuniones de negocios en Turquía, salvo excepciones, siguen el estilo occidental.

 

Hábitos empresariales en Turquía

 

Aun teniendo una mayoría musulmana, el viernes se trabaja y las fiestas del Ramadán inciden poco en la vida empresarial. El domingo es festivo y en cuanto a los negocios, julio y agosto son los meses de menos actividad.

A la hora de exportar es recomendable contrastar siempre la información con el importador antes de realizar cualquier envío. Principalmente porque existen diferencias de criterio entre las aduanas del mismo país y los cambios de normativa de última hora.

 

Documentación aduanera

 

Los documentos más comunes requeridos para el despacho de aduanas son:

 

      • ALBARÁN DE TRANSPORTE
      • PACKING LIST
      • FACTURA COMERCIAL, redactada preferentemente en turco, en inglés o francés. Es importante reflejar el Incoterm y la fecha de cambio de divisa
      • DUA (Documento Único Administrativo), presentado directamente a través de un Agente de Aduanas
      • CERTIFICADO DE CIRCULACIÓN ATR, para que el importador en el país pueda beneficiarse de la exención de derechos de aduana previsto en el marco de la Unión Aduanera
      • CERTIFICADO EUR 1, para beneficiarse del régimen preferencial aplicado a las mercancías de la Unión Europea
      • CERTIFICADO DE ORIGEN, que deberá ser emitido según el formulario oficial de la Unión Europea, por la Cámara Oficial de Comercio, Industria y Navegación correspondiente a la sede del exportador
      • CERTIFICADO FITOSANITARIO, para frutas, legumbres, semillas y otros vegetales
      • CERTIFICADO SANITARIO, para productos cárnicos
      • TRATAMIENTO DEL EMBALAJE DE MADERA: los embalajes de madera que entren en el país deben estar debidamente fumigados.

 

Para ampliar información sobre los datos del país y requisitos aduaneros, entra aquí.

 

Turquía y las relaciones con la UE

 

A pesar de la Unión Aduanera UE-Turquía vigente desde 1995 que permite la libre circulación para la práctica totalidad de los productos industriales, son varias las dificultades y barreras de entrada con las que actualmente se topan ciertas mercancías de procedencia española.
Un claro ejemplo es que, desde principios de 2014, es obligatorio presentar certificados específicos para la importación de productos lácteos y pesqueros.

 

Por la misma Política Comercial Común, se han establecido otros contingentes a la entrada de productos textiles (Acuerdo Multifibras). También los importadores de alcohol deben obtener un certificado de conformidad con la importación emitido por la TAPDK turca. Es importante resaltar que la importación de metales y piedras preciosas debe ser realizada únicamente a través de los bancos, con autorización expresa del Banco Central y sólo pueden realizarla los miembros del Istanbul Gold Exchange.

 

En los últimos años, Turquía viene detectando que entran desde España productos fabricados en Asia, por lo que están endureciendo las fórmulas de cálculo de los aranceles a pagar, tomando como precio base el peso de la mercancía en lugar del valor declarado de la misma.



Si necesitas más información, puedes contactar con un asesor para conseguir asesoría personalizada.