las nuevas tecnologías contemplan drones para las entregas ultima milla en las grandes ciudades.

LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS: UN RETO DE LA DISTRIBUCIÓN ONLINE B2C

Las nuevas tecnologías jugarán un papel clave en las entregas a particulares que siguen siendo el mayor reto al que se enfrenta la distribución online y las empresas de transporte.

En el artículo anterior sobre La batalla de los transportistas: la entrega a particulares, adelantábamos los retos a los que se enfrenta la distribución online. Ahora ampliamos las opciones de entrega en las que ya se está trabajando y pronto serán una realidad.

 

En el escenario actual del B2C, las nuevas tecnologías son imprescindibles para el desarrollo de opciones de entrega. Los e-tailers, pueden generar márgenes si incluyen el coste de entrega en el precio final de las mercancías. Sin embargo, para las empresas de logística las apuestas son enormes. Con las entregas fallidas y su coste, tener éxito exige ser flexible y generar un flujo constante de opciones de entrega innovadoras.

Según Matthias Winkenbach, Director del MIT Megacity Lab del Centro de Transporte y Logística de los Estados Unidos. “No se puede confiar en nuevas tecnologías de entrega para resolver el problema por sí solo. La forma en que las empresas hacen data mining y gestionan sus datos es aún más importante”.

Nuevas tecnologías y gestión de datos

Así, las nuevas tecnologías podrían mejorar el mercado ofreciendo a las pymes la capacidad de aprovechar los datos para su modelo de negocio. Take Bringg, está desarrollando su plataforma web y móvil para ofrecer servicios de seguimiento, despacho, alertas SMS y hora estimada de llegada. Esto permitirá a las pymes competir con grandes actores como Uber y Amazon.

La entregas por terceros es otro avance potencial para la última milla. A los clientes también les gusta esta opción. En un estudio realizado a 2.000 consumidores estadounidenses por Acquity Group en 2015, el 75% dijo estar abierto a recibir entregas de terceros.

Los vehículos autónomos y los robots (en pruebas) tendrán un impacto en la última milla y podrían mejorar la precisión, eficiencia y coste. Según un estudio reciente de McKinsey, alrededor del 80% de los paquetes se entregarán de manera automatizada en 2025. En Londres, el servicio de pedidos de alimentos Just Eat ya está haciendo pruebas con robots para las entregas. Por su parte el departamento de Innovación de DHL, sigue probando conceptos de vehículos autónomos que trabajen en paralelo con los couriers.

Drones para realizar entregas

En logística hace tiempo que se experimenta con drones. Niels Agatz, profesor asociado de Transporte y Logística en la Escuela de Gestión de Rotterdam apunta a un nuevo nivel. “Estoy trabajando en un concepto que combina camiones con múltiples drones. Tal vez los robots autónomos también podrían ser lanzados desde el camión para realizar entregas”.

Otro factor importante relacionado con las nuevas tecnologías y las entregas es la planificación urbana. Charles Bombardier, ingeniero mecánico de Quebec y Ashish Thulkar, diseñador industrial de Bangalore, expusieron recientemente un concepto de edificios-torre preparados para drones.

Hay que superar grandes desafíos relativos a las entregas autónomas, admite Agatz. “Hay restricciones de vuelo, temas de seguridad para drones y las zonas urbanas presentan dificultades para los vehículos autónomos. Pero una vez superados estos obstáculos, es algo que veremos en la última milla de las entregas en el futuro”.

Mientras tanto, DHL Parcel Alemania ha presentado una caja segura para entregas en el maletero del coche de un particular , ya esté aparcado frente al domicilio u oficina. Actualmente está en periodo de pruebas con coches de las marcas Audi y Smart.

Centros de distribución flexibles

Matthias Winkenbach, del MIT Sloan, también ve posibles soluciones en la creación de centros de distribución más flexibles. “Tradicionalmente, las empresas daban servicio a grandes poblaciones con centros de distribución ubicados en las afueras de la ciudad, donde había más espacio a menor coste.

Pero este modelo no basta para satisfacer las diversas necesidades del mercado. Se requiere un sistema multiterritorial que añada otras opciones de instalaciones de distribución”.

Una de esas opciones podría ser una flota de almacenes móviles estacionados en lugares estratégicos de toda la ciudad. Otro modelo sería utilizar camiones más grandes diseñados para la descarga rápida a vehículos más pequeños, más ágiles en ciudad.

No hay duda de que el panorama del consumidor ha cambiado irreversiblemente y continuará cambiando a un ritmo mucho más rápido en el futuro.

 



Si necesitas más información, puedes contactar con un asesor para conseguir asesoría personalizada.